Los 4 pasos de Termomasaje Corporal Básico

 
Es la forma en que llevamos a la práctica las leyes de la Termorregulación para conseguir las reacciones que pretendemos.
 
La técnica de contrastes, en su ejecución, se basa en las leyes de la Termorregulación, derivadas a su vez de la ley de Acción-Reacción.
 
Enunciado de las leyes de la termorregulación:
 
1.- Nunca aplicación fría a piel fría, ni piel fría después de la aplicación.
2.- Nunca aplicación caliente a piel caliente, ni piel caliente después de la aplicación.
3.- En las aplicaciones de contraste, se comienza con calor y se termina con frío.
 
Los pasos de la Termorregulación son los mismos siempre, aunque se realizan de forma diferente según sea Termorregulación activa o pasiva, parcial o total, corporal o facial, en salud, masaje, deportes o estética. Estos pasos son aplicables en Termomasaje, Termoestética, Termosport…

 
1.- Estimulación exterior
 
Su objetivo es conectar con la sangre recluida en el interior por el Efecto Invernadero Interno. Se concreta en la Hiperemia. Este primer paso constituye un alto porcentaje del éxito del tratamiento. La hiperemia activa la intercomunicación térmica, vía sangre, y dinamiza toda la actividad celular del tejido cutáneo.
Se realiza sobre la camilla cubierta ya por la manta eléctrica conectada, la sabanilla de plástico y el papel cubrecamillas. Si la temperatura del local es agradable, hay tratamientos que pueden realizarse sin manta eléctrica. Tan sólo cubriendo al paciente con plástico y toallas.
La hiperemia ha de ser profunda y rápida, con masaje de deslizamiento (pases lineales, cruzados y de arrastre) a ritmo vivo. Quien domine la percusión puede realizarla en zona dorsal y zonas musculosas de piernas.
 
Cremas JINJER para su realización: lo normal es hacerla con la crema Hedra+Sílice
(3 partes de Hedra + 2 de sílice), cuando se desea sacar calor.
 
Orden de estimulación. Posición boca abajo: comenzar por la espalda, con masaje de descongestión dorsal; luego piernas y pies. Posición boca arriba: hombros, brazos, piernas y vientre. En muchos tratamientos de Termomasaje o Termoestética, es suficiente con realizar la hiperemia en espalda y piernas con el paciente boca abajo.
 
Direcciones de masaje: por detrás hacia abajo; por delante hacia arriba. Brazos y piernas: por dentro y por delante hacia arriba y por fuera y por detrás hacia abajo.
 
2.- Calentamiento
El calentamiento no es un fin en sí mismo, sino un medio para poder realizar la aplicación fría de contraste para provocar la reacción que saca calor del cuerpo. Se realiza después de la hiperemia del primer paso y puede hacerse de varias formas:
 
a.- En pasivo. En el Centro profesional. Puede realizarse de múltiples formas.
 
  *  Envolturas con manta eléctrica. Es la normal en cabina y consiste en crear un efecto invernadero externo para neutralizar el del medio ambiente interno. La rapidez de reacción caliente depende del buen hacer en la hiperemia.
              . Realización: una vez terminada la hiperemia, se hace una aplicación rápida de la crema Aliento Polar a las zonas hiperemiadas; se tapa rápidamente con el plástico para cortar el aire, se secan las manos de crema para no manchar la manta (tener trapo o clines a mano) y se termina la envoltura con la manta eléctrica. Los pies y el cuello han de estar bien envueltos con plástico y manta. Para cortar la entrada de aire, se sella el cuello con toalla.
Esta primera aplicación de Aliento Polar puede suprimirse cuando nos encontramos con personas muy frioleras o delgadas o con gran aprensión al frío.
En este caso, la primera aplicación fría la hacemos cuando la persona ha entrado bien
en calor dentro de la manta eléctrica.
 
  *  Baño turco o Terma. Baño de vapor caliente a 45º y 100% de humedad. Lo recomendamos como más efectivo que la sauna para Termorregular, porque llega a mayor profundidad. Además, podemos tener la ducha dentro del Turco, lo que nos permite realizar la aplicación fría de contraste dentro de la caliente y conseguir un “bocadillo térmico” perfecto. Si se cuenta con esta instalación, pueden realizarse combinaciones múltiples. Puede realizarse la hiperremia en camilla y pasar luego al baño turco. La primera sesión de calentamiento, sobre unos 6-8 minutos, seguida de ducha fría. Las siguientes, hasta 5-10, según necesidad o criterio del profesional, serán más cortas, sobre 5 minutos, siempre seguidas de ducha fría.
 
  *  Sauna. Es una envoltura con baño de aire caliente y seco a 80 grados (mujeres) y 90 (hombres) y un 30% de humedad. Podemos utilizarla igualmente después de la hiperemia. El cliente ha de salir a ducha fría de contraste cada vez que llega a punto de sudoración.
 
  *  Baños calientes en bañera o piscina. Otra forma de realizar el calentamiento es en bañera, entre 36 y 40 grados, sea ésta en un balneario, spá o en una bañera de hidromasaje en un centro o la bañera de casa.
 
b.- En activo.
Se realiza un masaje en todo el cuerpo con crema Hedra+Sílice o sólo con Balsámica. Se pone ropa de mucho abrigo y se realiza ejercicio hasta comenzar a sudar. Cuanto más y mejor abrigo menos tiempo de calentamiento. No se trata de machacar los músculos, sino de sacar la sangre y el calor a la piel. A continuación se da una ducha fría rápida y se repite el proceso 3-5 veces. Vale todo tipo de ejercicio: footing, baile, cualquier deporte de playa, montaña o gimnasio y hasta hay quien calienta trabajando en su huerto o limpiando su casa. No recomendamos como óptima la bicicleta estática porque trabajan las piernas, pero menos el resto del cuerpo.
 
Tiempos de calentamiento. Hasta comenzar a sudar. Aproximadamente entre 5 y 10 minutos en el primer contraste, dependiendo de la intensidad de la hiperemia y de la complexión y estado de la persona. A partir del primer o segundo contraste, la reacción caliente se produce cada vez con mayor rapidez y facilidad. Será siempre la piel de la persona y no sus sensaciones las que nos marquen el momento de repetir la aplicación fría. Para ello, en las técnicas de envolturas en cabina, introducir el dorso de la mano entre su espalda y la manta para comprobar que ya ha comenzado a sudar. La persona siente frescor (acción), y sin embargo, está sacando calor (reacción). Si la persona no sintiera frescor, no estaría actuando la Ley de Acción y Reacción.
 
 
3.- Aplicación fría de contraste
 
Es el paso que produce las reacciones que se pretenden en Termorregulación. La fase de calentamiento sólo tiene sentido de “medio” para poder realizar la aplicación fría. Hay múltiples modos de realizarla.
 
a.- En Termorregulación pasiva:
 
  * Combinación de Aliento Polar  y pulverizador. Un contraste con crema Aliento Polar y el siguiente con “ducha” de pulverizador de agua en el que se ha puesto un 15 % de crema Aliento Polar. Es la forma más cómoda y de mayores ventajas. Se destapa primero las piernas y se realiza la aplicación; se cubre y se pasa luego a espalda y brazos. Zona del cuerpo que no estemos tratando, tenerla siempre tapada.
 
  * Con ducha fría. Una vez ha calentado, el cliente pasa rápidamente a la ducha fría de contraste (orden: piernas, brazos, todo cuerpo). Cuando viene de la ducha, se aplica Aliento Polar justo antes de envolver. Esta forma tiene más potencia, pero también mayor riesgo de que se entretenga y se enfríe.
 
  * Con paños fríos. Se mojan y escurren toallas en agua fría y se aplican por zonas a la persona. En tratamiento corporal es más engorrosa, aunque también es efectiva.
 
  * En sauna. Una vez realizada la hiperemia, se entra en al sauna. Permanecer hasta punto de comenzar a sudar y salir a ducha fría. También puede entrar a la sauna con Aliento Polar en brazos y piernas. Con esta aplicación, la persona puede sentir frío en la piel donde se ha aplicado Aliento Polar, aunque está saliendo calor de su cuerpo.
 
  * En el baño turco. Se realiza de igual forma que en la sauna, pero con al ventaja de que en baño turco, la aplicación fría puede realizarse sin salir de la instalación, siempre que el turco tenga instalada la ducha en su interior. Si no es así, salir a la ducha exterior y volver con presteza.
 
b.- En Termorregulación activa
 
En casa, la aplicación fría de contraste puede realizarse con ducha fría. A campo abierto, podemos realizarla en el mar, ríos, arroyos, piscina... dependiendo de donde estemos haciendo ejercicio o deporte.
 
Aplicaciones de contraste en cadena
Los pasos de calentamiento y aplicación fría se repiten una y otra vez para potenciar los resultados. Lo normal es hacer una media de 3 a 5 contrastes, pero pueden hacerse más, a criterio del profesional. Cuanto mayor el número de contrastes, mayor y más duradero el resultado. En una hora de tratamiento, pueden hacerse 8-10 contrastes, si el profesional ha hecho hiperemia rápida y profunda y es habilidoso y práctico.
 
4.- Reacción
 
Es el paso más sencillo, pero hay que contar con él; consiste únicamente en neutralizar las acciones y reacciones provocadas en el tratamiento de Termo.
La clave es que, tras los contrastes, hay que secar a la persona y limpiar los restos de sudor, cremas... para proceder al último masaje, en general, con Balsámica.
 
  * Si hay ducha en el centro. La persona se da esta última ducha con agua templada, para no generar ya ni reacción caliente ni fría. Después de las aplicaciones de contraste, el cuerpo ha de quedar con una estimulante relajación; es decir, ligero, con la energía a punto y “las pilas cargadas”. Para ello, hay que evitar las reacciones de calor o frío después de los contrastes.
 
  * Si no hay ducha en el centro. El profesional va secando a la persona con una toalla. Se va haciendo por partes, mientras se va recogiendo el plástico. Por ejemplo, se comienza por las piernas hasta glúteos; luego la espalda. Al final el plástico lo tenemos recogido en la región lumbar. Lo retiramos y secamos esta zona.
 
Cuando la persona se va, conviene que se abrigue y que esté atenta a aplicarse frío, Balsámica o Aliento Polar, en piernas a la menor señal de que el calor sube hacia la cabeza o está excesivamente relajada y con ganas de sentarse. Este punto hay que tenerlo más en cuenta en tiempos o lugares de calor.
Cuando terminamos un tratamiento con Termorregulación corporal, las reacciones positivas que hemos desencadenado no terminan ahí, sino que pueden continuar durante varias horas, especialmente en lugares o meses de calor. Por eso es conveniente que todas las personas tengan a mano la crema Aliento Polar para derivar el calor hacia abajo, hacia las piernas. Todos los profesionales saben que esta crema y la Balsámica forman parte, como pieza fundamental, del “botiquín casero” para solucionar mil problemas ante golpes, molestias, cansancio…
 
Masaje final de Termorrelax
 
Como detalle final, puede realizarse sobre la camilla un masaje de Termorrelax con crema Balsámica o Moldeadora.
Se realiza con la persona boca abajo desde la espalda hasta los pies. Consiste en una danza de las manos sobre el cuerpo de la persona, con la técnica de “mano envolvente” y a ritmo lento, siguiendo predominantemente la dirección del meridiano de la Vejiga, es decir, por la parte central de la espalda y las piernas.                                                                                                           
 

ImprimirCorreo electrónico

logo

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.