Repercusiones en la Salud

1.- Por Calentamiento
-Aumento de la presión interna y, por lo tanto, de la energía interna del sistema, con riesgo de aceleración, tensión, estrés, ansiedad, depresión, insomnio, hiperactividad… y dolor. Cuando el exceso de calor se sube hacia la cabeza, se pueden producir jaquecas, migrañas, mareos, síndromes de Menier, etc.
-Acidificación de la sangre. El aumento del calor interno lleva consigo el aumento de la acidez de la sangre.
-Recalentamiento del sistema digestivo con riesgo de úlceras, ardores, etc.
-Desmineralización. Cuando aumenta la acidez, el cuerpo la contrarresta tomando sales minerales de los huesos, dientes, uñas y pelo. Esto deriva en riesgo de anemias, osteoporosis y otros problemas de huesos, caries dental, alopecia, etc.
1.- Por Calentamiento
-Aumento de la presión interna y, por lo tanto, de la energía interna del sistema, con riesgo de aceleración, tensión, estrés, ansiedad, depresión, insomnio, hiperactividad… y dolor. Cuando el exceso de calor se sube hacia la cabeza, se pueden producir jaquecas, migrañas, mareos, síndromes de Menier, etc.
-Acidificación de la sangre. El aumento del calor interno lleva consigo el aumento de la acidez de la sangre.
-Recalentamiento del sistema digestivo con riesgo de úlceras, ardores, etc.

-Desmineralización. Cuando aumenta la acidez, el cuerpo la contrarresta tomando sales minerales de los huesos, dientes, uñas y pelo. Esto deriva en riesgo de anemias, osteoporosis y otros problemas de huesos, caries dental, alopecia, etc.

2.- Por Contaminación

 Contaminar es poner mucho de algo en un sitio, sin importar de qué. Por lo tanto, toda acumulación de elementos más allá de lo normal, es una contaminación. Así surgen las contaminaciones por exceso de azúcar, colesterol, mucosidades, ácidos, grasas, toxinas, productos químicos…
 
3.- Por Calentamiento y contaminación
-Aumento de las enfermedades infecciosas, comenzando por la gripe.
-Aumento de las enfermedades tumorales y degenerativas
-Aumento de los problemas por asma y alergias
 
4.- Por efecto invernadero
-Inversión térmica. Se enfría el exterior y se recalienta el interior con aumento de las personas con piel fría a la que no llega suficiente sangre y por lo tanto no hay suficiente sudoración, la respuesta fisiológica para controlar la temperatura interna, sacando agua a la piel para su evaporación.
Si no se transpira, al disminuir la vaporización de la humedad del sudor, el calentamiento interior se duplica.
Cuando el interior se satura, hay desbordamientos, granos, alergias, picores, erupciones... a través de las cuales se libera la hiperpresión de la “olla orgánica”.
-Atrofia progresiva del sistema termorregulador natural del organismo. Los hábitos proteccionistas, calefacción, exceso de abrigo, aire acondicionado, baños y duchas calientes, etc.
-Aumento de la contaminación interna, por inhibición del sistema de eliminación a través de la piel.
-Densificación de la energía y calor en el interior, con riesgo de cansancio, pesadez, depresión …

ImprimirCorreo electrónico

logo

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.